sábado, 3 de diciembre de 2016

Esta mañana el periódico El País publicó un artículo sobre mi trabajo con un griot senegalés en el Salón Internacional del Libro Africano (SILA) y en las Bibliotecas Solidarias cuya sede está en Cuenca.
Aquí os lo pincho para que podáis leerlo...




http://elpais.com/elpais/2016/12/01/africa_no_es_un_pais/1480604143_023831.html?id_externo_rsoc=FB_CC

sábado, 22 de octubre de 2016

Cuentos noruegos

Libros de las Malas Compañías, la editorial que dirijo, acaba de publicar Cuentos noruegos.



Este libro es una antología única de 110 cuentos populares noruegos recogidos por Asbjornsen & Moe y publicados por primera vez en 1841.




Contiene también más de 120 grabados de los pintores escandinavos más célebres de la época, entre ellos Theodor Kittelsen, autor de la ilustración de la cubierta.





Estos cuentos se recogieron en una época en que Noruega no existía como país y formaba parte de la corona de Suecia, y fueron tan importantes que se utilizaron para la normalización de la lengua noruega tras la independencia. Son tan hermosos que Jacob Grimm dijo que eran “los mejores cuentos que existen y sobrepasan a cualesquiera otros”.

viernes, 18 de septiembre de 2015

El dragón que se comió el sol, y otros cuentos de la Baja Casamance

Estamos editando ya el libro de los cuentos 
que durante dos años hemos recogido en la Baja Casamance, 
en Oussouye, Djimbering y Enampore. 
Las niñas y los niños de los talleres que hicimos en la biblioteca 
durante el verano del 2014 y del 2015 
y de los colegios adonde hemos ido a escucharlos 
han sido quienes nos han contado muchos de los cuentos.






La familia de Bakary en Boucout también nos contaron un montón de cuentos

Y Joseph, en Djimbering, que tiene 100 años y sabe 100 cuentos.



También las mujeres nos contaron cuentos, 
y quisimos que  su voz estuviese en nuestro libro...






Nos lo contaron en su lengua, el diola, 
aunque hay muchos diolas: banjal, kasa, quatay, fuñi... 

Los cuentos los recogieron Idrissa, Diogo, Pepa, Rosa, Fina y yo, fundamentalmente...










De todos ellos, tradujimos, ayudados por Jean Bernard, 
nuestro bibliotecario


(a veces él también tiene problemas para aparcar...),



y Benjamin, que dirige el club hispánico en la Baja Casamance.



Bintu nos tradujo del diola Quatay.




Ellos han hecho posible que las palabras diolas tuvieran sentido para nosotras. Gracias.
Pero más gente ha hecho posible esta aventura:
Fina Hernandez, el alma, el corazón y a veces las manos de este sueño.


Pepe Santofimia, nuestro amigo, músico, 
Daniel Tornero Rojo, nuestro amigo, ilustrador. 
Sin cualquiera de ellos nada de esto habría sido posible.


Francis Peraza, que este año ha venido a hacer un documental 
sobre la biblioteca y la gente que la puebla.


 Pierre, Sunita y Nina, Tita, Chati, Queti, Mariama, 
con quienes compartimos tantas cosas.











En fin, que un sueño acaba siendo literatura 
cuando lo sueña mucha gente,
y este lo es...
Espero que también sea vuestro sueño...

martes, 7 de octubre de 2014

León en la memoria





El periodista Manuel Cuenya me envió hace unos meses una entrevista para un periódico digital leonés. Tardé mucho en contestarla porque sus preguntas me llevaron al lugar de la infancia, de la escuela, de la familia; al lugar de los primeros amigos, de los primeros sueños, de los primeros besos; un lugar que parece que solo viviera en mi memoria pero que siento latir cada vez que voy a León... Aquí os dejo un poquito de mi memoria... 



http://www.ileon.com/cultura/044450/ana-cristina-herreros-contar-es-como-respirar-necesito-hacerlo-me-llena-de-oxigeno-y-de-energia